Logo  
  Registrarse Conectar  
 

  Inicio Actualidad Experiencias Legislación Directorios Oposiciones C.E.P. Material didáctico TIC Universidad Servicios
            



Actualidad >> noticias
rss

Los estudiantes echan un pulso al Gobierno y piden más apoyo a la Educación y menos a los banqueros

22/10/2008 - Eduardo Navas
Las inclemencias del tiempo no han impedido que más de diez mil alumnos andaluces se hayan echado a la calle con motivo de la primera de las convocatorias reivindicativas organizadas por el Sindicato de Estudiantes para protestar por el “recorte de las inversiones en educación” y la progresiva “privatización” de la enseñanza, el futuro endurecimiento de la Selectividad y la adaptación de la universidad al Espacio Europeo de Educación Superior. En nuestra comunidad, las movilizaciones han tenido como principales escenarios Granada, Jerez, Málaga y Sevilla, donde los jóvenes han mostrado su frontal oposición a la política del Gobierno, al que acusan de apoyar solamente “a los banqueros y capitalistas”. El segundo asalto: el 13 de noviembre.




No obstante, las concentraciones también se han sucedido en otras poblaciones y municipios de la región andaluza, aunque con una participación menor que en las cuatro ciudades en las que el SE había programado las manifestaciones, según apuntaron fuentes de la organización estudiantil, que especificaron que unos 4.000 jóvenes se congregaron en la granadina Plaza del Triunfo y en la jerezana Plaza del Arenal, mientras que más de 3.000 hicieron lo propio en la capital hispalense y otros 2.500, en el centro de Málaga. Todo un éxito a pesar de las persistentes precipitaciones que empañaron la 'jornada de lucha', pero no así los ánimos ni el entusiasmo colectivo. 

 

Este mismo acto reivindicativo se ha celebrado en otras veintiséis urbes españolas, en las que las calles han sido tomadas de forma pacífica por alumnos universitarios, de Educación Secundaria, de Bachillerato y de Formación Profesional, pero también por algunos profesores y profesionales del sector, para exigir al Gobierno que “la crisis económica no la pague la educación pública”, pedirle a la administración que amplíe las becas de estudios hasta cubrir al 40 por ciento del alumnado y solicitar la retirada del decreto que modifica las pruebas de acceso a la universidad, entre otras tantas reivindicaciones.

 

“El Ejecutivo no tiene dinero para la educación pública o para la sanidad, pero sí para salvar a los mismos que se han enriquecido durante todos estos años”, denuncia el secretario general del Sindicato de Estudiantes, Juan José López, quien lamenta que el gabinete de José Luis Rodríguez Zapatero “rescate a los banqueros”, al tiempo que no tiene “escrúpulos en despedir a nuestros padres, dejarnos sin vivienda y sin derechos sociales”. La concentración más multitudinaria ha sido la de Madrid, en el que unas 5.000 personas, según los organizadores, y 2.000, según otras fuentes, recorrieron algunas de las vías de la Villa lanzando consignas del tipo “un bote, dos botes, tres botes, banquero el que no bote”. En Barcelona, donde se han congregado en torno a 5.000 alumnos, según el SE (un millar, según la Guardia Urbana), los manifestantes también han aprovechado la convocatoria para mostrar su oposición a la Ley de Educación de Catalunya (LEC).

 

Los actos de protesta se repitieron en Santiago de Compostela, Vigo, Ferrol y La Coruña; en Avilés, Gijón y Oviedo; en Salamanca, León, Ponferrada y Benavente; y en Bilbao, Victoria, Logroño, Guadalajara y Palma de Mallorca, entre otras ciudades. En Canarias, sin embargo, el alumnado no se sumó a las movilizaciones “por la falta de un llamamiento claro”, según arguyó la Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario, por lo que se ha organizado una manifestación para el día 30 de octubre. Mención aparte merece la convocatoria secundada por los jóvenes valencianos, que bajo el lema “La crisis la paguen los ricos y no la educación pública”, además de denunciar la actitud que mantiene con respecto a la enseñanza el Gobierno central, han exigido la dimisión del conseller Alejandro Font de Mora, por el ‘culebrón’ que se ha originado a raíz la posición adoptada por el Ejecutivo autonómico ante la asignatura de Educación para la Ciudadanía, que en la comunidad levantina se imparte en inglés.

 

El 13 de noviembre, el segundo asalto

Ni la lluvia, ni el viento, ni el acusado descenso de las temperaturas amedrentaron a los miles de estudiantes que hicieron de sus reivindicaciones un unánime clamor a favor de la educación pública, a la vez que exigieron un futuro digno para la juventud. De hecho, los convocantes calificaron de “absoluto éxito” la protesta, que según los organizadores, fue seguida en los institutos públicos por el 96 por ciento de los alumnos, mientras que en la universidad el paro fue secundado por siete de cada diez estudiantes. “Podemos afirmar rotundamente que de no ser por las intensas precipitaciones, hubiéramos tenido el movimiento estudiantil más importante desde las movilizaciones contra la guerra imperialista en Irak”, declararon desde el SE, que destacaron el “ambiente combativo” que se vivió en todos los actos reivindicativos.

 

“Los estudiantes -argumentaron- rechazamos los ataques que sufre la educación pública y no vamos a permitir que la crisis la pague la clase obrera. Es vergonzoso que el Gobierno del PSOE regale a los banqueros millones y millones de euros mientras el paro aumenta, y luego no hay dinero para la educación pública o para la sanidad”.  Tras esta cita, el próximo día 13 de noviembre los alumnos españoles universitarios, de Enseñanza Secundaria, de Bachillerato y de Formación Profesional vuelven a estar llamados a secundar una Huelga General de Estudiantes que al igual que esta primera convocatoria, cuenta con el respaldo de UGT, CCOO, STES y la Confederación de Madres y Padres de Alumnos.

 

Lea también en Andalucíaeduca:

Los estudiantes se echan a la calle para denunciar el recorte en Educación y el apoyo a la banca

 

  PRINCIPALES REIVINDICACIONES
Aumento del presupuesto destinado a Educación, retirada inmediata del borrador del decreto que endurece la Selectividad, ampliación del programa de ayudas al estudio hasta alcanzar una cobertura del 40 por ciento de los estudiantes y extensión de las ‘becas-salario’ de 1.100 euros al mes para Bachillerato, Ciclos Formativos y estudios universitarios.

Rechazo al proceso de adaptación de la universidad española al Espacio Europeo de Educación Superior, reforma de los planes de estudio contando con la participación de la comunidad educativa y defensa de un único departamento ministerial que incluya todas las etapas educativas.

Construcción de 70.000 plazas públicas para Ciclos Formativos de grado medio y 50.000 puestos de grado superior, y garantía de prácticas en empresas, remuneradas con salarios dignos.

topo

Facebook    delicious    digg    fresqui    meneame





Ver más >>



Publicar artículos en Andalucíaeduca



Noticias más leídas del mes

Libros más vistos

Actividades culturales más vistas

Actividades de ocio más vistas


Contacto: andaluciaeduca[ARROBA]andaluciaeduca.com Aviso legal | Google Analytics | Staff

Creative Commons License

Portal de educación de Andalucía